Socios en Acción

Doctora Marcela Abufhele

Creo que las nuevas generaciones tienen mucho que aportar

22 de Mayo de 2016

La psiquiatra infanto juvenil Marcela Abufhele, miembro del directorio de SOPNIA, se describe como una persona afortunada. Según sus propias palabras, desde que inició sus estudios en la Universidad de Chile ha llevado adelante una lindísima carrera profesional, la que se vio enriquecida con un viaje que realizó a Estados Unidos por 3 años y medio, y donde experimentó un intenso periodo de aprendizaje y crecimiento en el área laboral, académica y sobre todo en el aspecto familiar. En estos momentos, ya de regreso a Chile, su historia sigue con la mejor de las noticias que podía recibir: a mediados de este año se convertirá en madre de dos hijos.
Hasta el año 2010, la doctora trabajó en la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Chile, y en el año 2011 partió su aventura junto a su marido, hacia Los Ángeles, California, a realizar una subespecialidad en psicofarmacología pediátrica en UCLA. Luego se trasladaron a Boston, donde realizó un Magister en Salud Pública —mención salud materno-infantil— en la Universidad de Boston. Regresó a Chile en el 2015, y actualmente trabaja en la Clínica Alemana.
De su día a día, la doctora nos cuenta que “me gusta aprovechar el tiempo, por lo que todo momento entre pacientes me sirve para trabajar en investigación, o coordinar cursos o preparar clases o escribir mails o papers. Soy muy motivada y me encanta lo que hago, por lo que suelo acceder a participar en muchas cosas, y siempre tengo muchos pendientes”.
¿Está participando en algún proyecto o investigación?
Además de la parte clínica, me integre al recién formado Centro del Desarrollo de Clínica Alemana, donde queremos atender a niños y jóvenes con trastornos del espectro autista y déficit atencional en un contexto verdaderamente integrado y multiprofesional. Junto con la psicofarmacología, los trastornos del desarrollo siempre han sido temas de mucho interés para mi y agradezco la oportunidad de trabajar en un equipo de neurólogos, psiquiatras, terapeutas, fonoaudiólogos, psicopedagogos y kinesiólogos con mucha experiencia en el tema.
Además, participo de un estudio de cohorte de pacientes adolescentes con Trastornos de conducta alimentaria, cuyo objetivo es evaluar la modalidad de intervención y ver los factores pronósticos a largo plazo.
Y en SOPNIA, asumí la coordinación de la educación médica continua de psiquiatría, un súper desafío que espero rinda frutos en poder expandir el conocimiento en nuestra especialidad a través de actualización de temas online. Aprovecho de recomendarla a todos los socios que quieran mantenerse actualizados; socios expertos en distintos temas han aceptado participar como docentes a cambio de nada, por el solo hecho de estar comprometidos con la salud mental de nuestra población pediátrica.
¿Cree que hace falta contar con más profesionales o recursos para sanar a la población con problemas?
“A mi retorno, me encontre con la agradable sorpresa que ha habido una explosion de becas de psiquiatria infantil y de la adolescencia, eso significa que cada vez hay más médicos que deciden dedicarse a esto y ven la necesidad de focalizarnos en temas de salud mental. Espero que en el futuro, esto se traduzca en que podamos distribuirnos más equitativamente en la población del país. Sabemos la inequidad que existe en la distribucion de especialistas a lo largo de Chile.
Tras haber tenido el privilegio de poder estar en USA y aprender tanto en el área de la psiquiatría infantil, creo que es mi deber aportar en este mismo rubro en Chile, transmitir lo aprendido a mis colegas, a los estudiantes de pre y post grado, y contribuir de alguna manera a mejorar la salud mental de niños y adolescentes. En este sentido, estoy muy agradecida de mis colegas de Clínica Alemana y de SOPNIA, que me recibieron de vuelta con los brazos abiertos y confiaron en que puedo ser un aporte para los equipos clínicos, a la investigación, y a la difusion de los conocimientos en el area de la psiquiatria infantil”.
¿Qué mensaje les daría a las nuevas generaciones, y a los socios de Sopnia?
Primero, creo que las nuevas generaciones tienen mucho que aportarnos a nosotros. Vienen con energia, con creatividad y con una demanda muy activa de mejorar su formación. Eso nos obliga y nos desafia a ser mejores docentes y mejores clinicos. Por otro lado, valoro mucho en lo profesional, el ser humildes y agradecidos de aquellos que han venido antes y que tienen más experiencia. Me gustaria mucho ver que las nuevas generaciones no se queden atrapados en la superioridad que otorga a veces el rol médico, sino que aprender a ser humildes. Aprender algo de cada paciente, de cada docente, de cada colega y de cada oportunidad, es lo que lleva a ser un gran psiquiatra.
A los socios, solo decirles que aprovechen las oportunidades de nuestra sociedad. Sabemos que quizás no son las suficientes, pero ya he participado en dos directorios y en la organización de varios congresos y en todas esas instancias he visto como los colegas de SOPNIA se esfuerzan por dar lo mejor, desinteresadamente, por el bien comun y de nuestras especialidades. Cada congreso, curso, carta al diario, modulo de EMC, entrevista en la página, etc., es el resultado de un grupo de colegas que dedica tiempo y recursos generosamente con el único fin de “cuidar” nuestras especialidades. Así es que los invito a todos a participar, a ser proactivos y propositivos con las actividades de nuestra sociedad”.

  Ver noticias anteriores

 

SECCIONES

Socios en Acción


Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia / Esmeralda 678, 2º piso interior. Santiago Centro. / Fono-fax: 6320884 / [email protected] Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a 13:30 hrs.